Autismo Leve – Mi Experiencia

¿Los Niños Autistas Hablan?

¿Son Autistas Todos Los Niños Que No Hablan?

Es muy habitual ver padres que van angustiados al consultorio y preguntan si la carencia de lenguaje verbal de su hijo corresponde a un autismo: ¿los niños autistas hablan?. Examinamos todas y cada una de las causas posibles.

El comienzo del lenguaje de un pequeño es un jalón en la vida en familia, un instante muy aguardado por su ambiente. Cuando se retrasa, es frecuente que todos opinen y sugieran sus hipótesis. Mas, ¿exactamente en qué instante debemos verdaderamente preocuparnos?

Primeramente, hay que distinguir las diferentes situaciones. No es exactamente lo mismo…

* Si jamás charló.

* Si charla solo para satisfacer sus necesidades (agua, comida, algún juguete).

* Si charla solo en determinados lugares.

* Si charla, mas no consigue edificar oraciones apropiadamente, o bien tiene contrariedades para entender instrucciones fáciles.

Los Niños Autistas Hablan

Los Niños Autistas Hablan

Es muy frecuente toparnos con madres que asisten al consultorio angustiadas y preguntan si la carencia de lenguaje verbal de su hijo corresponde a un autismo.

Aunque no se puede hacer generalizaciones, lo fundamental es comprender que el lenguaje en los humanos es solo una de las maneras de comunicación que tenemos. Además de esto, los pequeños con contrariedades del espectro autista esencialmente no presentan pretensión sociable, con lo que el déficit es considerablemente más extenso que el no charlar.

Palabras y ademanes, ¿desde en qué momento?

La función comunicacional de los chicos implica el lenguaje verbal mas asimismo los ademanes, las miradas y el contacto físico. A la perfección un pequeño puede no producir sonido, mas comunicarse por medio de otras estrategias.

Debemos tomar en consideración que, generalmente, los pequeños comienzan a decir palabras desde el primer año de edad. Mas ya antes, desde los nueve meses, los bebés ya usan ciertas palabras o bien balbuceos con los que procuran comunicarse.

Los motivos del silencio

La ausencia de lenguaje puede deberse, aparte de trastornos como el autismo, a inconvenientes auditivos o bien a contrariedades en el procesamiento del lenguaje, entre otras muchas causas.

Más o menos 1 de cada veinte pequeños sufren trastornos concretos del lenguaje. Ciertos presentan un retraso en el comienzo del charla y, cuando sucede, acostumbran a emplear palabras sueltas y les cuesta armar oraciones.

Da la sensación de que son pequeños con contrariedades intelectuales o bien autistas, en tanto que repiten oraciones, emiten oraciones incompletas o bien repiten la palabra que afirman el resto. A esto se llama trastorno de lenguaje expresivo.

En los trastornos del lenguaje hay otro conjunto que se relaciona con contrariedades de entendimiento. Estos pequeños presentan inconvenientes para comprender lo que otras personas han dicho. No pueden proseguir instrucciones que se les afirman y sus oraciones son desorganizadas y confusas.

El contexto: un factor a estimar

En ocasiones los pequeños se expresan de manera perfecta sin precisar producir palabras. Acá es esencial valorar a estos pequeños en el contexto familiar. En ocasiones los progenitores, sin caer en la cuenta, entienden al hijo sin necesidad que hable y eso compromete el desarrollo normal de la comunicación verbal.

Otros muchachos charlan a la perfección en el medio familiar próximo, mas cuando se hallan en el jardín de infantes o bien ante otros adultos evitan charlar, bajan la mirada, y es imposible conseguir que se comuniquen verbalmente.

Estos pequeños acostumbran a conseguir que sus compañeros los asistan y funcionen de traductores de sus necesidades frente a la profesora. En el campo próximo (con los progenitores y hermanos), acostumbran a charlar generalmente y hasta aceptar una postura despótica. Estos pequeños acostumbran a tener un género de ansiedad muy particular que se llama mutismo selectivo.

En síntesis, en el momento en que un pequeño presenta alguna complejidad en el charla o bien en la comunicación precisa de una evaluación o bien consulta con un profesional. Un diagnóstico conveniente dejará una intervención a tiempo.

Si estás considerando adquirir el libro “Tratamiento Para El Autismo” del Dr. Carlos Vargas, podría ayudarte leer las historias de éxito y testimonios de otras personas como tú, para que veas la manera como estas personas en similares situaciones han cambiado la vida de sus hijos gracias al Doctor Vargas.

No obstante, si deseas una revisión honesta sobre el libro “Tratamiento Para El Autismo” te invito a leer Mi Opinión Personal sobre el producto aquí debajo:

►►► HAZ CLIC AQUÍ

Deja tu comentario!